Hormigón impreso en Alicante: cuestiones a tener en cuenta

Por
en Blog

Hormigón impreso en Alicante
En los distintos proyectos y trabajos de rehabilitación en los que nos embarcamos, independientemente de las características propias de cada encargo, algunas máximas se repiten en distintos lugares y trabajos. El hormigón impreso en Alicante es uno de los materiales más recurrentes, ya que su acabado y versatilidad estética otorga un gran abanico de opciones.

El hormigón impreso es un pavimento continuo de hormigón, generalmente de granulometría fina (tamaño de árido máximo de 12 mm), con un acabado sellador y endurecedor que además permite multitud de colores y texturas distintas.

Una vez preparado convenientemente el soporte y vertido el hormigón, se procede a aplicar el color elegido, así como a moldearlo con las más variadas plantillas que, con la presión adecuada, lo dotarán de un bajo relieve que forme el dibujo deseado. Finalmente, se aplica una resina que termina de sellar el pavimento y le confiere una mayor resistencia a la abrasión y una mayor durabilidad a los colores.

Esa adaptabilidad hace que se utilice en infinidad de ocasiones, tanto en interiores como en exteriores. Es un material y una técnica muy habitual en zonas comunes de urbanizaciones, viales o zonas de rodadura, parques o aceras, entre otros lugares. La gran variedad de acabados estéticos que permite hacen que el hormigón impreso en Alicante pueda verse en muchos lugares distintos.

Ventajas del hormigón impreso

Por supuesto, apostar por el hormigón impreso supone bastantes ventajas, tanto a nivel estético como funcional y, sobre todo, económico. Uno de los principales intereses es que no tiene un coste muy elevado y permite resolver de forma sencilla multitud de espacios que, de otra manera requerirían de un desembolso más importante.

Además, en cuanto al mantenimiento es ciertamente liviano, puesto que únicamente requiere de una limpieza con agua de vez en cuando, así como de un resinado cada dos años para que la capa superficial no se deteriore.

hormigon-impreso

Pese a esta sencillez en el mantenimiento y a no tratarse de un procedimiento con grandes complicaciones técnicas, es importante que a la hora de instalar hormigón impreso se lleve a cabo mediante profesionales, ya que hay ciertos puntos críticos que pueden echar por tierra todo el trabajo.

Instalación del hormigón impreso

Cuando se realiza una instalación de hormigón impreso, entre los hitos más importantes pueden enumerarse varios: comprobar que el soporte tenga la humedad adecuada antes del vertido para evitar fisuras durante el curado del hormigón; saber detectar el momento idóneo para proceder al moldeado final del mismo o no demorar en exceso la aplicación de las resinas, entre otros.

Desde el punto de vista técnico, las mejores épocas del año para realizar trabajos con hormigón impreso en Alicante son las de temperaturas más suaves: la primavera y el otoño. Tanto en verano como en invierno, pese a que en la provincia de Alicante y sus alrededores no se suelen dar temperaturas extremas, los picos de frío y calor pueden ser desfavorables para el curado del hormigón, y requieren de mayor precaución durante el fraguado y curado del mismo ante la aparición de grietas o fisuras superficiales.

En definitiva, el hormigón impreso en Alicante, pero también en otras muchas ubicaciones, es una solución muy extendida desde hace ya tiempo. Es económico, sencillo y estéticamente versátil, lo que le ha otorgado gran aceptación entre los clientes y promotores, que juegan con distintas composiciones de colores, relieves y dibujos en cada proyecto.

Recent Posts

Dejar comentario

tres × 1 =