Mantenimiento de una piscina en verano: qué hacer y cómo hacerlo

Por
en Blog

El mantenimiento de una piscina en verano depende de muchos factores tanto internos como externosEl mantenimiento de una piscina en verano es imprescindible para poder disfrutarla en todo su esplendor. Es importante conocer la forma de mantener el agua en niveles adecuados, las formas de limpiarla y cómo proceder para que uno de los elementos más importantes de la temporada estival no se estropee antes de tiempo.

En primer lugar, hay que conocer el funcionamiento de la depuradora. El tiempo de funcionamiento de las depuradoras depende del volumen de la misma, que puede calcularse dividiendo el volumen de la piscina por la capacidad. Lo más habitual es que tenga una duración de entre cuatro y seis horas para reciclar todo el volumen de la piscina, que en el caso de piscinas privadas pequeñas, tiene unas dimensiones de tres metros de ancho por ocho de largo. Además, cuanto más calor haga, más horas necesitará la depuradora.

Otro de los elementos imprescindibles para el correcto mantenimiento de una piscina en verano es el cloro. Se recomienda renovar el agua de la piscina por completo cada cinco o seis años para evitar que se acumulen residuos tóxicos de los productos químicos que utilizamos en ella. Ese riesgo puede disminuirse, por ejemplo, con tratamientos de cloro líquido.

Actualmente, la normativa vigente para el tratamiento de cloro establece como prohibido el baño en aguas con niveles de cloro superiores a 75 partes por millón, y cualquier valor por encima de entre 15 y 25ppm ya puede causar molestias. A partir de 100 ppm se considera tóxico, causando síntomas de irritación ocular, dermatológica y otitis.

Hay que tener en cuenta que el agua se altera fácilmente y puede transportar microorganismos, materias orgánicas e inorgánicas que pueden producir enfermedades al bañista. Puede haber hongos, localizados en zonas como el entorno del agua, vestuarios o duchas, favorecidos por la humedad, y que pueden tratarse con fungicidas. También bacterias, que aprovechan el agua no depurada para desarrollarse, e incluso virus, que pueden llegar a producir enfermedades y patologías como verrugas o faringitis, y que solo pueden tratarse con productos viricidas autorizados.

Mantenimiento de una piscina en verano: ojo al PH

Para un tratamiento químico adecuado del agua es necesario conocer las características del PH. Este es un valor que indica si una sustancia es ácida o básica. Su valor debe oscilar entre los 7 y los 7,8: cuando se altera y no corresponde a estos valores puede producir varios problemas como enturbiar el agua, disminuir el poder desinfectante de productos clorados, irritaciones en las personas e incluso deterioro de material que esté en contacto con el agua. Esta medición se realiza mediante medidores como tiras analíticas o fenolred.

Existen productos que ayudan a regular el PH del agua, ya sea aumentándolo o disminuyéndolo, e incluso existen correctores de PH automáticos que, mediante una sonda, inyectan un producto u otro para regularlo. Además, hay diversos factores que pueden alterar el PH de la piscina: uno de los más habituales es el volumen total del agua; el sol y el viento tienden a evaporar el agua y los rayos ultravioletas del sol aceleran la disolución del cloro, por lo que impide que el tratamiento desinfectante que utilicemos actúe correctamente.

También las lociones, cremas solares, el sudor, restos de pelo o piel muerta de las personas que se bañan inciden en el cloro y la acidez del agua, provocando que el PH aumente. Incluso el formato del cloro puede afectar: puede utilizarse líquido, granulado o en tabletas. El cloro líquido tiende a subir el PH del agua, la tableta acidifica el agua reduciendo su PH y el granulado es prácticamente neutro, por lo que mantiene estables los niveles.

El mantenimiento de una piscina en verano requiere conocer el funcionamiento de la depuradora y algunos productos químicos básicos

La evaporación: ¿puede haber una fuga en mi piscina?

La amplia experiencia en el mantenimiento de piscinas en Alicante a través de BDIntegralia nos dice que aunque pueda parecer algo sin incidencia, la evaporación tiene mucho que ver con el buen mantenimiento de una piscina en verano. El calor, los rayos de sol o el viento provocan una evaporación de uno o dos centímetros de la lámina superior de agua cada día, lo que está dentro de la normalidad en época estival. El aire seco y cálido acelera la evaporación, y si sopla fuerte puede fácilmente doblar y hasta triplicar la pérdida de agua.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que, además de por la evaporación natural, también se pierde agua por el uso de los bañistas al salir de la piscina y por las salpicaduras y los juegos de los niños. Es muy conveniente observar el uso que se hace de la misma, ya que es difícil cuantificar está perdida, y en ocasiones es considerable.

Si se cree que la piscina pierde agua, se puede realizar una prueba empírica haciendo una marca con cinta adhesiva en una de las paredes de la piscina y taparla por completo con una cubierta de plástico durante 10 días, (o mediante la prueba del cubo) durante los cuales no debería perder casi nada de agua. Si se detecta que el nivel ha bajado, es porque probablemente se tiene una fuga.

Métodos innovadores para el mantenimiento de una piscina en verano

Cada vez es más usado el Ozono (O3) como tratamiento desinfectante, reemplazando al cloro y el bromo que contienen productos químicos. Como desinfectante es una de las mejores opciones. Por sí solo es un potente floculante natural además de un potente antialgas, suponiendo un gran ahorro de mantenimiento en productos químicos.

El uso del ozono también tiene la ventaja que no produce problemas de irritación ocular, dermatóloga y otitis en los bañistas. Además dará claridad y brillantez al agua de la piscina.

Es un producto totalmente natural que desaparece de la piscina sin dejar residuos, por lo que es conveniente mantener un 10% de cantidad de cloración, siendo una cantidad inapreciable en el agua. Nada como llevar a rajatabla el mantenimiento de una piscina en verano para disfrutar tanto de ella como de la época más calurosa del año.

Recent Posts

Dejar comentario

8 − tres =