Rehabilitación de edificios en Madrid: peculiaridades de la capital

Por
en Blog

La rehabilitación de edificios en Madrid tiene algunas particularidades que la diferencian de la misma actividad en otras ciudades.Trabajar en la capital de España es un reto al que Grupo BDI se apunta. La rehabilitación de edificios en Madrid tiene determinadas particularidades propias de una gran ciudad. Gran parte de ciudadanos o turistas pensarían que las obras suelen ser en fachadas, ya que es muy frecuente observar grandes cuerpos de andamios dispuestos contra edificios en toda la ciudad. Aunque, obviamente, no es una cuestión únicamente de visibilidad. También hay trabajo tras los andamios, y junto a la rehabilitación de fachadas destacan las de cubiertas y redes de saneamiento.

Aunque, en esencia, la rehabilitación de edificios en Madrid no es especialmente diferente a la que pueda llevarse a cabo en otras ciudades, la capital sí guarda algunas características distintivas. Por un lado, los trámites urbanísticos para la obtención del permiso preceptivo pueden ser de hasta cuatro tipos diferentes, algo que no sucede en otras localidades. Por otra parte, la visibilidad de los andamios en grandes ciudades los convierte en escaparates perfectos: es frecuente desplegar grandes lonas publicitarias sobre andamios en ubicaciones estratégicas. Una ciudad tan enormemente poblada y turística no puede desperdiciar la oportunidad de instalar publicidad, ya que con esas lonas financia una parte importante de la propia obra.

Una cosa que no varía, sin embargo, es la planificación y dedicación de quienes se embarcan en cada proyecto. La organización de Grupo BDI siempre se realiza con tiempo suficiente en todos los departamentos encargados para cumplir los plazos, aunque sí es cierto que una ciudad del tamaño de Madrid, la más grande de España, obliga a adaptarse al entorno: los tiempos de desplazamiento para, por ejemplo, contar con un encargado o jefe de obra rápidamente son más altos en caso de tener que resolver un incidente inesperado.

Además, al proceder a la rehabilitación de edificios en Madrid, conseguir permiso para colocar un andamio o un contenedor de escombros en la vía pública puede ser un trámite más complicado si se trata de una calle concurrida, algo frecuente en Madrid, lo que dificulta en algunas ocasiones la carga y descarga de materiales necesarios para realizar los trabajos.

El clima de la capital española, aunque no es uno de los más adversos del país, sí es de los que más amplitud térmica presenta: puede haber diferencias de temperatura absolutas de hasta 50 grados entre invierno y verano, y más de 50 días de lluvia al año. Por ello, es un entorno propicio para la aceleración del deterioro de los edificios, como por ejemplo en las impermeabilizaciones de las cubiertas por culpa de los cambios de temperatura. También influye la contaminación, proyectada sobre las fachadas de las calles y avenidas con mayor densidad de tráfico.

Sin salir de la ciudad, también pueden observarse diferencias entre unas zonas y otras. Madrid es una ciudad muy diversa en cuanto a patologías vinculadas a la restauración, por la antigüedad de los edificios en el centro y sus problemas en estructuras y fachadas. En barrios periféricos que hayan vivido un crecimiento acelerado los problemas pueden deberse a calidades precarias en elementos del edificio, especialmente a los más expuestos: fachadas y cubiertas.

Además, la orografía de Madrid provoca que en barrios situados en terrenos no cohesivos puedan aparecer grietas y fisuras de forma generalizada por movimientos en la cimentación. La rehabilitación de edificios en Madrid puede resultar compleja, pero el conocimiento del terreno es clave para poder responder con garantías.

Recent Posts

Dejar comentario

15 + Diez =