Entrevista con Carmen Valero, del departamento de Estudios de Grupo BDI

Por
en Blog

Carmen ValeroEl departamento de Estudios de Grupo BDI tiene una importancia estratégica: ayuda a evaluar cada proyecto y a sentar las bases para, cuando llega el momento, entregar un trabajo con el mejor resultado. En las funciones técnicas de esta área desenvuelve día a día su trabajo Carmen Valero, graduada en Ingeniería Civil y especializada en construcciones civiles, a la que hoy conocemos un poco más a fondo.

¿Cuál es tu trayectoria y formación?

Estudié el Grado en Ingeniería Civil, especializado en construcciones civiles. Posteriormente, trabajé durante varios años como técnico catastral y estuve implantando un sistema de información geográfica y optimización de trabajos para una empresa de servicios.

¿Qué es lo que te ha impulsado a formar parte de una empresa como Grupo BDI?

Tras mi formación en construcción, descubrí la rehabilitación en mi último año de carrera. El campo de la construcción me fascinó, y formar parte de una empresa como Grupo BDI, que es de referencia en este sector, supone un nuevo reto para mí.

¿Por qué es importante la rehabilitación de edificios?

Porque los edificios son fragmentos de nuestra historia, y conservarlos es la única manera de seguir creciendo. Además, la rehabilitación promueve el reciclaje y la eficiencia energética de las construcciones más antiguas: eso nos permite disfrutar de su uso y su historia para nosotros y las generaciones venideras. Gran parte de la cultura de las civilizaciones se encuentra en las edificaciones que construyen, por lo que debemos hacer todo lo posible por preservarlas para que las próximas generaciones puedan disfrutar de ellas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión? 

Sin duda, ver cómo el papel cobra vida, a través de ejecutar lo estudiado. Es tremendamente satisfactorio ver cómo intervenimos en los edificios, y el cambio que se produce en ellos una vez ejecutada la obra.

¿Cuál sería tu ‘obra soñada’?

La rehabilitación y conservación del Pasaje de Lodares, en Albacete, o la casa Batlló, en Barcelona.

Recent Posts

Dejar comentario

diecinueve − dieciseis =